¿Por qué contratar un servicio integral?

Porque ahorras dinero.

Como empresario necesitas ser más eficiente, reducir costes de gestión y evitar funciones duplicadas. Al centralizar en una misma empresa todas las tareas y responsabilidades se consigue todo eso, pero además se garantiza una curva ascendente de aprendizaje, con un proceso de mejora continua.

Porque ahorras tiempo.

Como nosotros nos ocupamos de todas las fases, independientemente de los agentes que intervengan, evitamos el desdoblamiento de tareas. Un ejemplo: al trabajar con un único equipo la investigación previa se hace solo una vez, mientras que si entran en juego varios equipos cada uno necesita un tiempo para familiarizarse con las necesidades de la empresa. Así se reducen tiempos, y no vas a tener que explicar lo mismo una y otra vez.

Porque te ahorras quebraderos de cabeza.

Desde ALTERTECNIA nos ocupamos del seguimiento y la toma de decisiones diarias, porque tenemos claros cuáles son tus objetivos. Así puedes “despreocuparte” en la mayor parte del proceso y dedicar tus energías a lo que realmente importa: aportar valor a tu empresa.

Porque el core del proyecto no se desvirtúa entre intermediarios.

Como en un “teléfono estropeado”, cuantas más personas entren en el proceso, más posibilidades existen de que haya un malentendido, o diferencias de interpretación de las necesidades de la obra. En un proyecto integral de ALTERTECNIA trabajarás con un único interlocutor, un project manager que supervisa las prioridades en todo momento.

 

Porque la garantía no se diluye.

Si hay un problema, la tendencia lógica es que cada parte de la cadena de contratación intente derivar sus responsabilidades hacia los demás. Sin embargo, un proveedor integral conoce todas las actividades, controla su desarrollo para la correcta ejecución y en la mayoría de los escenarios puede prever los problemas antes de que se produzcan.